Vueling demora más de 4 horas y media la salida del último vuelo del día a Barcelona


Pasajeros a la espera del embarque, ayer, en el aeropuerto.
Nervios, desesperación y hartazgo durante más de cuatro horas y media de larga espera. Esa fue ayer la tónica general entre los pasajeros que esperaron impacientes en el aeropuerto de Asturias la salida del avión a Barcelona de la compañía Vueling. Tenían la partida prevista inicialmente para las 19,20 horas pero fueron encadenándose distintos retrasos en los tres vuelos previos operados ayer con la región -uno procedente de Barcelona y dos con Palma de Mallorca- de tal manera que el último de la jornada no despegó hasta las doce de la noche. 

En un primer momento, Vueling atribuyó el retraso a la congestión del tráfico aéreo por meteorología adversa en el aeropuerto barcelonés.

El avión que ayer cubrió todos los servicios de Vueling en Asturias, procedente de Holanda, llegó por la mañana a la terminal catalana, de la que ya partió rumbo a Asturias con unas tres horas de retraso ya que sufrió un problema técnico que tuvo que solventado en El Prat. Salió de la terminal catalana las 15:47 horas, en vez de a las 12:45 horas como estaba programado.

De todos, los pasajeros más perjudicados del día fueron los del vuelo Asturias-Barcelona previsto para las 19,20 horas, que despegó justo al filo de la medianoche. Los del vuelo anterior, con destino a Palma de Mallorca, tenían previsto el despegue para las 14,55 horas, pero no salieron de Asturias hasta las 18,10. Y los que tenían que tomar el vuelo con el mismo destino a las 17,10 horas, no despegaron hasta las 21,00 horas.

Uno de los afectados por el retraso del vuelo de la noche fue José Bayón Álvarez, quien aseguró a este periódico que "cada vez que hay algún fallo en las conexiones con Barcelona, lo sufre el Aeropuerto de Asturias". Bayón, que tuvo que esperar más de cuatro horas y media, explicó que algunos viajeros ya estaban tratando de buscar alternativas para llegar a su destino. En el aeropuerto asturiano unos aguardaron con paciencia, pero otros no ocultaron su nerviosismo. Y es que eran varios los pasajeros que tenían conexión con otros vuelos en el aeropuerto de Barcelona y que temían quedarse en tierra. Pasadas las 11:20 horas la compañía anunció el inicio del embarque. "Al menos no nos quedamos en tierra", indicaba un pasajero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Aeropuerto de Badajoz tendrá cuatro frecuencias de ida y vuelta con Mallorca en Semana Santa

KM MALTA AIRLINES Y AIR FRANCE FIRMAN UN ACUERDO DE CÓDIGO COMPARTIDO

KLM despliega la inteligencia artificial para combatir el despilfarro de alimentos