IAG impone su recorte en Iberia




Iberia pone rumbo al conflicto. International Airlines Group (IAG) el holding que agrupa la gestión conjunta de la aerolínea española y de British Airways, rechazó la posibilidad de un acuerdo con los sindicatos de cara a la reestructuración de Iberia. Tres meses de negociación con ofertas de rebajas salariales, reducción de personal de los representantes de sus 20.000 trabajadores no han servido para lograr ningún avance. "Por lo tanto, Iberia seguirá adelante con la reducción de capacidad anunciada del 15% para 2013", concluyó la empresa en un comunicado.

Según el plan presentado por la empresa el 9 de noviembre, la reducción de capacidad implica la supresión de 4.500 empleos y la eliminación de rutas como La Habana, Montevideo, Puerto Rico o Santo Domingo con Latinoamérica o como Berlin o Estambul con Europa. Ese mismo plan amenazaba con que, en caso de que los sindicatos no aceptaran su oferta, se establecería otro plan con condiciones más duras.

La empresa no ha concretado si cumplirá con esta amenaza o si hará valer su última oferta de 3.147 despidos con un 10% de reducción de actividad. Pero en todo caso es suficiente para los sindicatos, que ya trabajan en un calendario de huelgas como respuesta al rechazo de sus propuestas. Esas huelgas se convocarían para la segunda quincena de este mes y, de cumplirse en las condiciones previstas (todo el personal de handling más el de mantenimiento más tripulantes de cabina y pilotos) paralizarían los aeropuertos.

La empresa ya cuenta con ello. La conclusión del consejo de IAG, en cuyo consejo se sienta Bankia, que representa al Ministerio de Economía, es que "continuará avanzando con planes alternativos para que Iberia alcance el equilibrio en términos de flujo de caja operativo para la segunda mitad de este año y la compañía recupere un nivel de rentabilidad aceptable en 2015".

El máximo órgano de administración del holding también ha hecho oídos sordos a las reclamaciones del Gobierno para que fije una reestructuración más suave de la anunciada que perjudique lo mínimo a la economía española, ya que Iberia es el pilar estratégico para el turismo y las infraestructuras como el aeropuerto de Barajas, cuya remodelación costó a los contribuyentes más de 6.000 millones de euros.

El discurso de IAG, no obstante, resulta contradictorio con su decisión. Willie Walsh, su consejero delegado, se declaró "decepcionado" por que no se haya alcanzado un acuerdo y subrayó la unión del consejo y su disposición a la negociación, lo que a la luz del resultado de las conversaciones en los últimos tres meses parece dudoso. "Iberia sigue lista y dispuesta a negociar con los sindicatos. Estamos determinados y unidos para llevar a cabo los cambios que sean necesarios con el fin de asegurar la supervivencia y viabilidad futura de Iberia".


 

  

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Aeropuerto de Badajoz tendrá cuatro frecuencias de ida y vuelta con Mallorca en Semana Santa

KM MALTA AIRLINES Y AIR FRANCE FIRMAN UN ACUERDO DE CÓDIGO COMPARTIDO

KLM despliega la inteligencia artificial para combatir el despilfarro de alimentos