El ex jefe de Iberia, indemnizado con 500 días por año trabajado

El ex consejero delegado de la compañía aérea se ha ido finalmente con 3,6 millones tras cuatro años en el cargo y un gran ERE
Hay prácticas en nuestras grandes empresas que son legales, pero que no deberían ser normales ni pasar inadvertidas. En el suplemento Mercados publicamos en la edición de hoy el caso del ex consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano,  que, tras el bonus final repartido estos días, se ha ido finalmente con 3,6 millones de euros entre todos los conceptos, según se deduce del galimatías del informe anual de 2013 de International Airlines Group (IAG) en el que hay que ir sumando indemnización, pensión o retribución variable. IAG es la matriz de Iberia y British Airways.


Sánchez Lozano, dimitió en marzo de 2013, según la versión oficial, tras ser el impulsor el pasado año del Expediente de Regulación de Empleo de Iberia que llevó a la calle a más de 3.000 trabajadores con indemnizaciones de 35 días por año y prejubilaciones. Sin embargo, el ex consejero delegado, se va finalmente con el equivalente a 500 días por año, habida cuenta que  su sueldo base era de 632.000 euros y que ingresó en la compañía apenas en julio de 2009 procedente de Caja Madrid -vaya currículum-, donde era brazo derecho del entonces presidente Miguel Blesa, que era quien mandaba en Iberia. En la entidad financiera Sánchez Lozano fue muñidor de la compra del National Bank of Florida, por la que el juez Elpidio Silva metió en prisión a Blesa y fue desautorizado posteriormente.
El presidente de la Comisión de Retribuciones de IAG el pasado año y de Telefónica, César Alierta, asegura en el informe que se ha limitado a respetar el contrato de Sánchez Lozano y que no ha habido discrecionalidad alguna. Es más, que el ex número dos de Iberia aceptó en 2012 bajarse un 25% el sueldo, puesto que, entonces, la compañía perdía más de un millón de euros al día. 
Será  todo legal y podía haber sido peor, pero no puede ser normal. Una muestra es que el nuevo máximo ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, ha tenido el gesto de renunciar al bonus de 500.000 euros ganado por completar la reestructuración iniciada por Sánchez Lozano.
El ex consejero delegado de Iberia puede alegar con fundamento que todos los analistas coinciden en que IAG e Iberia se encuentran después del ERE en mejor posición para competir. De hecho, tras el acuerdo laboral alcanzado y el histórico pacto con los pilotos, entre otras medidas, IAG vale ahora más en Bolsa que el resto de sus competidores europeos, incluida Lufthansa, tras el saneamiento realizado. Pero con casos así es muy difícil pedir sacrificios a la plantilla en estos tiempos de reconversión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Aeropuerto de Badajoz tendrá cuatro frecuencias de ida y vuelta con Mallorca en Semana Santa

KM MALTA AIRLINES Y AIR FRANCE FIRMAN UN ACUERDO DE CÓDIGO COMPARTIDO

KLM despliega la inteligencia artificial para combatir el despilfarro de alimentos