Ryanair busca extender su dominio con ayuda de sus competidores


Resultado de imagen de RyanairRyanair trabaja en una serie de acuerdos con sus principales competidores que le darían el control de una mayor cuota de los viajes europeos de corta distancia. 

La compañía estrechará lazos con Norwegian y Aer Lingus a partir del próximo verano que será cuando la low cost irlandesa nutrirá con pasajeros -de su red de vuelos a EEUU- a ambas aerolíneas. (Ryanair alimentará el largo radio de Norwegian e IAG), (Ryanair alimentará vuelos de Norwegian y Aer Lingus a EEUU)

Inicialmente, la colaboración se centra en los hubs de Londres y Dublín, pero si la propuesta de Norwegian -y de la propia IAG- de lanzar vuelos de largo radio de bajo coste desde Barcelona se consolida, la fórmula podría aplicarse también en España.

Asimismo, la irlandesa también persigue alianzas con Lufthansa y Alitalia bajo el mismo método: alimentar los vuelos de largo radio de estas compañías. (Ryanair contempla ser feeder para vuelos de Alitalia). Según el máximo responsable de la aerolínea, Michael O’Leary, Ryanair estaría dispuesta a incrementar la frecuencia para ofrecer suficiente conectividad y en última instancia podría reemplazar muchos servicios de corta distancia operados por aerolíneas de red, alentándolas a concentrarse exclusivamente en trayectos intercontinentales.

El año pasado, cuando la compañía anunciaba la apertura de una base de operaciones en el aeropuerto de Frankfurt, O’Leary admitió que no le molestaría asociarse con alguna de las grandes aerolíneas para llevarles pasajeros para sus vuelos transatlánticos, sugiriendo que no tendría ningún problema en hacerlo para Lufthansa. (Ryanair desafía a Lufthansa en su aeropuerto principal).

Ryanair busca lograr acuerdos a tiempo para su calendario estival en el Hemisferio Norte, con modificaciones por las cuales los pasajeros probablemente reserven sus vuelos para el destino final a través de los sitios web de las aerolíneas de larga distancia, pero con los viajes del tramo europeo en los aviones de la empresa irlandesa, según publica Gestión. El equipaje se transferiría de manera automática, si bien los acuerdos probablemente omitan incluir términos de código compartido.

La aerolínea low cost pretende transportar 200 millones de pasajeros para el año 2025, frente a los 117 millones del año pasado. O’Leary ha señalado que al menos el 10% del total o 20 millones de clientes, probablemente deriven de acuerdos de conexión a otras aerolíneas.



Según publica:preferente.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Aeropuerto de Badajoz tendrá cuatro frecuencias de ida y vuelta con Mallorca en Semana Santa

KM MALTA AIRLINES Y AIR FRANCE FIRMAN UN ACUERDO DE CÓDIGO COMPARTIDO

KLM despliega la inteligencia artificial para combatir el despilfarro de alimentos