La historia conjunta de Iberia y Air Europa

Los últimos quince años de aviación en España han sido los de la lucha entre Iberia y Air Europa, con el foco en las conexiones entre Barajas y América Latina. ¿Había espacio para las dos? En el 2000 los directores generales de Iberia, Angel Mullor, y de Air Europa, Juan Sáez, llegaron a firmar un acuerdo de intenciones para iniciar las negociaciones formales cara a su integración. En 2007 fue Hidalgo quien cortejó a Iberia, cuando esta era atacada por la Spanair de Gonzalo Pascual. Fue de la mano del fondo de capital riesgo Gala Capital, en el que participaban Alicia Koplowitz, Manuel Jove, y el grupo de cajas de ahorro comandado por la vizcaína BBK. Hidalgo quería contar entonces con una participación a título personal de entorno al 10% en Iberia.

Ambas tentativas quedaron en nada, pero sí sirvieron para algo, como mínimo, para plantearse si de verdad hay sitio para las dos, con sus actuales magnitudes. Y está claro que en algún momento ambas pensaron que no, y eso que hablamos de tiempos de bonanza. Ha sido frecuente que cuando una ha ido bien otra ha ido mal, y viceversa. Ahora, en tiempo de crisis, sería proclive a pensarse que es más difícil que nunca la coexistencia de las dos. Para hacerse más complementarias una ha tenido que enfocarse un poco más al vacacional, y la otra al corporativo. El negocio verdaderamente rentable en aviación de largo radio es la clase business –el 30 por ciento del pasaje hace el 70 por ciento de los ingresos–, pero Iberia opera con aviones que consumen un 30 por ciento más que los de Air Europa.


¿Hay sitio para las dos? Hoy la competencia para estas conexiones es más internacional que nunca, siempre que no se cuente con los hubs, es decir, que para un madrileño nunca tendrá sentido pasar por París o Ámsterdam para ir a México. ¿Pero para un bilbaíno, un mallorquín, o un catalán? A mejor precio, por lo menos se plantea la duda. Y es ello lo que hay detrás de que en estas semanas vaya a decidirse, muy probablemente, como queda el mapa de la aviación en España, y cómo termina esta guerra entre Iberia y Air Europa. La primera, en un mal momento pero con un grupo potente detrás, y la segunda, al revés. En este panorama es razonable pensar que alguien se acabará “comiendo” a alguien, por usar el verbo elegido por Hidalgo para aludir sus intenciones con Iberia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Aeropuerto de Badajoz tendrá cuatro frecuencias de ida y vuelta con Mallorca en Semana Santa

KM MALTA AIRLINES Y AIR FRANCE FIRMAN UN ACUERDO DE CÓDIGO COMPARTIDO

KLM despliega la inteligencia artificial para combatir el despilfarro de alimentos